Titular notícies
Nombre de resultats 25 per a i

28/07/2016 - ¿Existe la clase trabajadora?

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 28 de julio de 2016.

Este artículo enfatiza le enorme importancia que continúa teniendo el concepto de clase trabajadora, tanto su existencia como su utilización, para entender la realidad del capitalismo desarrollado. También se hace una crítica del pensamiento y la cultura dominantes que han diluido, cuando no eliminado, cualquier referencia a la existencia de clases sociales y los posibles conflictos que existen entre ellas. El artículo señala, a su vez, que los fenómenos políticos más importantes que están ocurriendo tanto en EEUU como en Europa tienen que ver con la aparición de la clase trabajadora como principal actor de los movimientos sociales y políticos que cuestionan el orden capitalista.


27/07/2016 - Res no habilita una majoria parlamentària a situar-se fora de la legalitat

Miquel Iceta: “Res no habilita una majoria parlamentària a situar-se fora de la legalitat”

Miquel Iceta adverteix que la votació les conclusions de la comissió d’estudi sobre el procés constituent promou l’enfrontament directe de les institucions de la Generalitat amb el Tribunal Constitucional

El president del Grup Parlamentari Socialista, Miquel Iceta, ha assegurat avui que “res no habilita una majoria parlamentària per situar-se fora de la legalitat”, en referència a la intenció dels grups parlamentaris de Junts pel Sí i la CUP de sotmetre a votació les conclusions de la comissió d’estudi sobre el procés constituent en el ple. Durant la sessió de control al president, Miquel Iceta ha preguntat al president Puigdemont si troba adequat promoure un enfrontament directe de les institucions de la Generalitat amb el Tribunal Constitucional i ha assegurat que “res no habilita una majoria parlamentària a situar-se fora de la legalitat”.

“Les institucions catalanes ho són del conjunt de la ciutadania i cap majoria política té dret a posar en risc unes institucions que ho són de tots els catalans”, ha destacat el líder dels socialistes catalans, que ha reiterat el rebuig del grup a qualsevol iniciativa de caràcter unilateral o il·legal.“Vàrem ser els catalans els que decidirem que una reforma de l’Estatut requeria del suport de 2/3 de la Cambra. Semblaria, doncs, que és més fàcil derogar l’Estatut que reformar-lo. Com és possible que per majoria inferior als 2/3 es decideixi canviar l’actual Parlament per una Assemblea constituent? Com és possible afirmar que a partir d’un determinat moment desapareix la divisió de poders i les decisions del Parlament i de l’Assemblea constituent ja no han de sotmetre’s a cap mena de control, suspensió o impugnació per part de cap altre poder, jutjat o tribunal?”, s’ha preguntat.

“Ningú no està ni ha d’estar per sobre de la llei en un Estat de dret”, ha subratllat Miquel Iceta, per qui “l’aprovació d’aquestes conclusions no produeix cap altre efecte concret que no sigui l’enfrontament amb el Tribunal Constitucional”. “Senyor president, no s’havia compromès vostè davant la Cambra a no posar mai les institucions catalanes fora de la llei? No ho acabarem fent avui?”, ha conclòs.

Aquí pots accedir a la intervenció del president del Grup Parlamentari, Miquel Iceta, en el debat posterior sobre les conclusions de la comissió d’estudi del procés constituent.


26/07/2016 - ¿Es el crecimiento del desempleo y de la precariedad consecuencia de la revolución digital?

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 26 de julio de 2016.

Este artículo expande la tesis, expuesta en un artículo anterior, de que las causas mayores del aumento del desempleo y de la precariedad tienen mucho más que ver con la aplicación de las políticas neoliberales que se han estado imponiendo a los países de la Eurozona (y muy en particular a los del sur de Europa, como España, Grecia y Portugal), que con las innovaciones tecnológicas implantadas con la revolución digital.


25/07/2016 - El PSUC del siglo XXI

(Article publicat a El Periódico el 23 de juliol de 2016).

 

Un 23 de julio de 1936, la Unió Socialista de Catalunya, el Partit Comunista de Catalunya, el Partit Català Proletari i la Federació catalana del PSOE, se fusionaron para crear el Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC). Ochenta años de historia y casi treinta de su heredera, Iniciativa per Catalunya Verds, son un legado muy importante en la política catalana. Después de tantos años, se puede decir que hemos celebrado todo tipo de conmemoraciones, pero en todas ellas se ha intentado dar un sentido político más allá del orgullo psuquero o de la nostalgia hacia el gran partido del antifranquismo que cede definitivamente su protagonismo a ICV en el año 1997. La conmemoración del 80 aniversario queremos que pivote sobre tres ejes: el acceso de la ciudadanía al legado y patrimonio histórico del PSUC, reivindicar su papel en la lucha por la democracia y proyectar hacia el futuro la cultura política del PSUC.

No es una cuestión baladí que seamos el único partido que ha depositado su archivo histórico en el Arxiu Nacional de Catalunya (ANC). En 1988 iniciamos progresivamente el traslado de nuestra documentación al ANC, de todo aquello que hemos ido recuperando, muy singularmente, la documentación incautada por las tropas franquistas y depositadas en el Archivo de Salamanca. Los gestores del Arxiu siempre nos han dispensado interés y atención. Creemos que la historia del PSUC forma parte de la historia de Catalunya, y su documentación, toda, debe ser accesible. Con motivo del 80 aniversario, depositaremos una vez más la documentación rescatada del Archivo de Salamanca y entregada el pasado 4 de julio. Otro gran esfuerzo realizado es la digitalización de la revista Treball, decana de la prensa escrita en catalán, así como de las revistas Nous Horitzons, Lluita i Jovent. Su acceso libre permitirá un mayor conocimiento del PSUC a investigadores e historiadores.

Queremos también que este 80 aniversario sea un momento de reivindicación de la memoria histórica de la lucha antifranquista. Contar la historia forma parte de la lucha por la hegemonía. Desde hace un tiempo estamos asistiendo a una reinterpretación de nuestro pasado para justificar un presente en el que el independentismo tiene una influencia innegable en la sociedad catalana. No corresponde analizar el porqué de ello en este artículo, pero sí afirmar que, a excepción de pequeños grupos independentistas en el tardofranquismo, la lucha contra la dictadura de Franco la encabezó el PSUC, que en absoluto era un partido independentista, y sí inspirado en los principios del federalismo y defensor del derecho a la autodeterminación. La lucha por la recuperación de las libertades políticas y nacionales, la lucha por las condiciones de vida y de trabajo en la larga noche de la dictadura la lideró el PSUC, y suyo fue el trabajo pedagógico con las grandes oleadas inmigratorias de otras zonas de España para construir aquello de “Catalunya, un sol poble”. No vamos a permitir una reinterpretación falsa de la historia que nos aparte u oculte el papel que jugó el PSUC, no solo en su oposición al franquismo sino especialmente en el empeño por construir las condiciones de todo orden que permitieran a cada persona sentirse por sí misma ciudadano y ciudadana de Catalunya.

Pero queremos proyectar la conmemoración del 80 aniversario hacia el futuro. La apuesta de ICV es la confluencia con los otros actores políticos con los que hemos afrontado un difícil ciclo electoral y obtenido unos excelentes resultados. La ambición compartida es ganar y ser la alternativa real al nacionalismo conservador, que es quien sigue dominando el escenario político catalán; ahora con otras siglas y otros objetivos, pero siguen siendo los mismos. Para ganar es imprescindible unirnos, ya lo hemos hecho con las candidaturas electorales compartidas, pero creo que sería bueno pasar de la unidad electoral a la política. Lograr esta confluencia no será sencillo; están convocados distintos actores, de ideologías y sensibilidades distintas y en algunos casos pasados recientes conflictivos, pero el esfuerzo vale la pena. Para este proceso, la experiencia del PSUC sirve, él mismo es fruto de un proceso de confluencia como respuesta a la excepcionalidad que representó la sublevación fascista del 18 de julio de 1936. Hoy vivimos otros momentos, pero también excepcionales, como son las diferentes crisis, cuya suma nos lleva a una quiebra del sistema. El ejemplo del PSUC, 80 años después, sigue siendo válido por lo que representó: una cultura unitaria, un firme compromiso con los ideales emancipatorios y una ausencia de ideologismo, que le permitió una gran adaptabilidad a la realidad siempre cambiante. Creo que el PSUC representó una cultura aun útil hoy día que tenemos el deber de reivindicar.

 

 

 

 

 



25/07/2016 - Intervenció en el sopar del 80 aniversari del PSUC

(Aquesta era la intervenció escrita, que no es correspon del tot amb l’exposició oral que vaig fer).

 

Cotxeres de Sants, 22-07-2016.

Bona nit, amigues i amics.

Vaig ingressar en el PSUC el juliol de 1974. El partit no sols era una plataforma de lluita antifranquista, constructor d’illes de llibertat enmig de la dictadura. Era també un estil, una manera de veure el món i de viure, que res no tenia a veure amb aquella grisor i tristor franquista. Amb 19 anys, el partit em va seduir.

Amb el temps, vaig anar descobrint i coneixent fets i gents d’una grandesa, d’una generositat i un coratge que em permeten, que ens permeten, dir que nosaltres som hereus d’uns herois i unes heroïnes inigualables:

– Com els grans protagonistes del procés unitari: Joan Comorera, els germans Miret, Artur Cussó, Pere Ardiaca o Miguel Valdés. Dones com Teresa Pàmies, Lina Odena o Maria Ginestà, la miliciana del fusell.

– Com els companys i les companyes presents en els diferents fronts durant la Segona Guerra Mundial i en la lluita armada a Espanya i Catalunya.

– Partisans, com el Salvador Piera.

– Guerrilleres, com la Carme Casas.

– Heroïnes, com la Neus Català.

– Som hereus de lluitadors i lluitadores antifranquistes com la Tomasa Cuevas, la Maria Salvo, el Gregorio López Raimundo, el Grané, l’Enric Pubill, el Cipriano García, l’Ángel Rozas o el Miguel Núñez.

– D’artistes compromesos, com l’Ovidi Montllor. D’escriptors i periodistes, com la Montserrat Roig, el Manolo Vázquez Montalbán o el Pere Calders.

– D’intel·lectuals del rigor de Manolo Sacristán. Amb l’Alfons Carles Comín vam incorporar una lectura laica i integradora del mon cristià. I vam descobrir Gramsci de la mà del Jordi Solé Tura.

Som alumnes d’un dels dirigents més intel·ligents que ha tingut aquest partit, el Guti. Amb ell vam aprendre a fer política, amb ell vàrem descobrir Europa.

I de tants i tantes d’altres.

Totes i tots ells formen part de la història de Catalunya, són patrimoni del poble català, ho sabem; però allò que no ens prendrà ningú és l’orgull propi i compartit de què formem part d’aquesta nissaga.

La millor, la de l’estimat PSUC. A totes i tots ells: HONOR I MEMÒRIA.

Amigues i amics,

Demà farà 80 anys que 4 partits –la Unió Socialista, el Partit Comunista, el Partit Català Proletari i la Federació catalana del PSOE– van entendre que davant d’una situació tan excepcional com era el cop d’Estat franquista del 18 de juliol, la seva responsabilitat era assolir la unitat dels partits d’esquerres catalans, per ser més forts i poder combatre la rebel·lió feixista en les millors condicions.

I van confluir, creant el PSUC, partit nacional català.

Avui, en altres circumstàncies històriques, vivim també moments d’excepcionalitat, de greu excepcionalitat.

– La suma de les diferents crisis que patim representen una fallida del sistema.

– Els costos de tot ordre són molt alts, especialment entre les classes populars.

– Formem part d’una Europa fràgil, debilitada pel Brexit i obcecada amb unes polítiques d’austeritat fallides. En un món inestable i insegur.

– Avui, el nacionalisme, la pitjor versió del nacionalisme, és la ideologia més poderosa al món. S’ha convertit en el referent dominador d’agendes i discursos, tan sols cal escoltar Trump o Putin, o el arguments utilitzats per avalar el Brexit.

Davant d’aquesta situació, no és avui també la nostra responsabilitat confluir?

¿No és la nostra responsabilitat endegar un procés unitari de ciutadans i ciutadanes, de partits polítics i moviments que permeti construir un nou instrument fort, plural, creïble i útil?

Jo crec que sí. La gent d’Iniciativa Verds creiem que sí.

En les actuals circumstàncies històriques, l’únic esforç responsable és el de la unitat.

I per assolir aquest objectiu de la història del PSUC, dels seus grans encerts, però també dels seus errors, en podem extreure lliçons.

La primera és que es pot passar de molt a gairebé res en molt poc temps si hom s’entossudeix a cometre error rere error, sobretot els propis del sectarisme i la immaduresa.

Però la gran aportació que pot fer l’experiència psuquera és:

– La seva cultura política, fruit d’un ferm compromís amb els ideals de l’emancipació.

– La manca d’ideologisme, que permet anar-se adaptant a una realitat sempre canviant.

– I la voluntat unitària.

Per a mi, aquests són alguns dels trets de les experiències del PSUC útils per al present. N’hi ha moltes més, tan sols cal que llegiu el número de Nous Horitzons que han repartit avui. Felicitats, Nous Horitzons, per la iniciativa.

Aquest número de Nous Horitzons, junt amb la digitalització de la revista Treball, degana de la premsa escrita en català, així com de les revistes Nous Horitzons, Lluita i Jovent, formen part de l’esforç, tant de la recuperació del nostre patrimoni històric, com de què aquest sigui accessible a la gent, als historiadors i investigadors.

Som l’únic partit que d’ençà 1988 té dipositat a l’Arxiu Nacional de Catalunya els seus fons documentals. L’únic! Perquè sempre hem entès que la història del PSUC forma part de la història de Catalunya i que aquesta havia d’estar a l’abast de la gent.

Recuperar el patrimoni i lluitar per la memòria històrica. Explicar la història forma part de la lluita per l’hegemonia. Alguns estan reinterpretant el passat per justificar el seu present. Parlo de determinats actors del dit “procés”. Tenen un problema: no hi eren, i no permetrem una revisió falsa de la història que ens aparti o ens amagui.

Amigues i amics, clar i català: el principal protagonista de la lluita contra la dictadura va ser el PSUC, que en absolut era un partit independentista, i sí inspirat en els principis del federalisme i defensor del dret a l’autodeterminació.

La lluita per la recuperació de les llibertats polítiques i nacionals, la lluita per la millora de les condicions de vida i de treball en la llarga nit del franquisme la va liderar el PSUC, i seu va ser el treball pedagògic amb les grans onades immigratòries de gent d’altres indrets de l’Estat per construir allò de “Catalunya, un sol poble”.

Avui celebrem el 80 aniversari d’un gran partit, el PSUC.

Ho fem totes i tots plegats amb aquest sopar, en el qual participa gent del PSUC d’ahir, de sempre, i gent que coneix el PSUC pel que els hem explicat, pel que han llegit, i no per la seva experiència personal.

El PSUC va patir les seves diàspores, personals i col·lectives.

Però el PSUC també és continuïtat.

L’any vinent commemorarem el 30è aniversari d’ICV, hereva del PSUC i de l’Entesa de Nacionalistes d’Esquerra. Després de 30 anys, ja podem parlar de les generacions d’ICV. D’unes noves generacions que han estat capaces de renovar el nostre ideari ecosocialista, i de col·locar-nos al segle XXI amb noves polítiques i nous estils. Elles i ells seran els protagonistes de les noves confluències.

Molt encert.

 

 

 



25/07/2016 - Aciertos y errores del PSUC útiles para los nuevos tiempos

(Publicado en Público.es el 21 de julio de 2016)

La conmemoración del 80 aniversario de la fundación del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) invita a reflexionar sobre un partido tan singular, sobre sus aciertos y errores, toda vez que aprender de la dilatada trayectoria del gran partido del antifranquismo en Catalunya aún hoy puede ser útil. El 23 de julio hará 80 años que cuatro partidos, la Unió Socialista de Catalunya de Joan Comorera –que luego sería elegido secretario general del PSUC–, la federación catalana del PSOE, el Partit Comunista de Catalunya y el Partit Català Proletari, se fusionaron para constituir el PSUC. El momento era excepcional: cinco días antes se había producido la sublevación militar de Franco, y frente a esta grave situación, en Catalunya –solo en Catalunya, pues en el resto del Estado solo se fusionaron las juventudes del PSOE y las del PCE, creando la JSU– la izquierda entendió que era el momento de unir fuerzas para hacer frente al fascismo. Las circunstancias históricas actuales son distintas, pero es indudable que atravesamos un momento de grave excepcionalidad: en España, la suma de las crisis que sufrimos representan una quiebra del sistema, los costes de todo orden son altísimos. Formamos parte de una Europa frágil, debilitada por el Brexit y obcecada con unas políticas de austeridad fallidas. Frente a esta realidad la unidad es necesaria, y no solo la electoral, ya practicada y cuyos réditos han sido considerables; hay que dar un paso más y crear un espacio común, plural, abierto y confederal con todos los actores que hemos participado en las coaliciones electorales.

No será un proceso ni fácil ni sencillo. Están convocadas distintas organizaciones, viejas y nuevas, con distintas culturas políticas, diferentes ideologías, algunas de ellas con un pasado, reciente, de relaciones conflictivas, y además queremos que sea un espacio preeminentemente ciudadano. Para hacer viable esta confluencia, la experiencia del PSUC sirve. Él mismo es el resultado de un proceso complejo, con sus tensiones, que vivió momentos de parálisis y que se desbloquea al entender los cuatro partidos que, frente a la sublevación fascista, el único debate es el de la unidad. Pienso que en las actuales circunstancias históricas, también, el único esfuerzo responsable es el de la unidad. Desde esta voluntad unitaria se forjó el gran PSUC. Un partido que fue creando una cultura política propia que también puede ser útil hoy: un firme compromiso con unos ideales emancipatorios; ausencia de ideologismo, lo que le permitió irse adaptando a la siempre cambiante realidad, y voluntad de suma.

Pero el PSUC también cometió sus errores, y aprender de ellos nos puede facilitar que la singladura que queremos emprender llegue a buen puerto. En primer lugar, sus rupturas; la más sangrante, la del 5º Congreso (1981), que comportó su práctica liquidación como actor político posible y relevante. Las razones para explicar que un partido con casi el 20% del voto se autoliquide son muchas, tanto internas como externas. Hay quienes argumentan que los principales motivos de la fractura fueron las contradicciones ideológicas y políticas presentes en el seno del PSUC; no diré que no existieran, pero no eran tan profundas, y se hubieran podido gestionar si hubiera primado una cultura abierta, plural y unitaria. Diferencias, había; lucha por el poder, también; y mucho sectarismo, cerrazón e inmadurez.

Pero el para mí principal error del PSUC fue su paso de la dictadura a la democracia. De ser la principal y más numerosa plataforma del antifranquismo, él mismo se redujo a una oferta electoral comunista. Reducción que motivó la pérdida de miles de personas y apoyos sociales que se sentían miembros del partido o cercanos a él por su papel opositor al régimen dictatorial y por su capacidad de ir construyendo espacios de libertad y de ofrecer una mirada no solo política, sino del mundo y de la vida alternativa al cretinismo y la triste cerrazón que representaba el franquismo. Este peligro puede hoy estar presente si los nuevos actores políticos y las confluencias que se lleven a cabo renuncian a la transversalidad y cierran espacios, ya sea con definiciones ideológicas o rigideces organizativas. La transversalidad de un proyecto político exige siempre paredes difusas, sustituir ideologías por idearios compartidos, y marcos organizativos democráticos y participativos, lo que nos les exime de tener su propia organicidad. Creo que esta es una lección a retener que aporta la historia del PSUC.

 



24/07/2016 - Què ha passat a Catalunya?

P1220283bccc

Imaginem que les eleccions del desembre de 2015 no han existit. CDC (DiL o PDC) passa d’1.015.000 votants a 481.000. El PSC aconsegueix 922.000 vots el 2011 i 558.000 el 2016; en perd 360.000.

El PP passa de 716.000 a 462.000; perd 254.000 vots. Jorge Fernández Díaz, si fos un demòcrata, també hauria d’haver dimitit la nit del 26-J. Òbviament, hauria de dimitir per més coses. Per gravar i deixar que gravessin les seves converses al despatx del ministeri, per deixar que es filtrin i, sobretot, per actuar antidemocràticament en intentar utilitzar mètodes il·legals per batre els seus adversaris polítics. Hauria de dimitir també per no entendre que el que ha fet és molt, molt greu. I algú l’hauria d’empresonar. Si tothom fes el mateix que ell, viuríem en una dictadura.

ERC passa de 256.000 vots a 629.000; guanya 370.000 vots. Ciutadans en guanya 378.000. L’espai d’ICV-EUiA passa de 280.000 a ECP i n’aconsegueix 848.000; en guanyen 568.000. És a dir, ERC i ECP guanyen 838.000 vots.

El 2011 la dreta va aconseguir 1.731.000 vots; ara el 2016, 1.321.000. N’ha perdut 400.000. I l’esquerra aconsegueix el 2011 1.458.000 vots i ara 1.837.000; n’ha guanyat 400.000.

L’hegemonia ha canviat de bàndol. Els catalans han oscil·lat cap a l’esquerra. Alguna cosa està passant davant dels nostres nassos i sembla que només analitzen les coses en relació a la darrera setmana o en relació a les especulacions dels politòlegs i perdem de vista el gran moviment tectònic que estem vivint.

El tsunami afecta quasi tothom. És tan fort el canvi que fins i tot els convergents estan fent assemblees emulant el 15-M. Van descobrir el dret a decidir per Catalunya després d’anys de peix al cove. Ara han descobert que, vist que els dirigents els porten a liquidar el partit i perdre quasi totes les eleccions quan es presenten sols, millor que s’equivoquin en el futur els propis militants.

La prova de la poca autoritat que tenen avui els dirigents davant les seves bases és que ningú va avisar que el nom de Partit Demòcrata Català no seria el millor per tenir contents els seus aliats.

Però que ningú no es confongui, les coses poden anar en una direcció o en la contrària. No hi ha cap llei de la història que ho dicti, serà l’encert o els errors dels dirigents del nostre sistema polític el que acabarà determinant el resultat final. I si les solucions passen per la dreta o per l’esquerra. De moment les esquerres han evitat que el descontentament el lideri l’extrema dreta



21/07/2016 - ¿Cuáles son las ofertas de apuestas en 888sport?

El mundo de las apuestas online es muy rico y diverso. Pero sobre todo es muy extraño para muchas personas que desconocen cómo funcionan estos mecanismos. Hoy quiero daros información sobre cómo hacer estas apuestas a través de Bono 888sport, una de las páginas más prestigiosas y exitosas del momento como es el caso de Apuestas Bet365

Esta página siempre se ha distinguido por el póker, pero también se han iniciado en el mundo de las apuestas deportivas, aunque en esto lleva poco tiempo. Pero esta juventud no ha sido un impedimento para que esta página se sitúe entre las más funcionales de su tipo.

Entre las posibilidades que les ofrece 888sport a sus usuarios está la de permitirles que apuesten a casi todo. Esto es muy bien valorado por muchos usuarios. En este sentido, quienes participen podrán recibir todo tipo de consejos para que les sea más fácil … Leer mas


21/07/2016 - La Novena de Beethoven y el golpe militar fascista del 1936

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 21 de julio de 2016.

Este artículo da datos tanto sobre el golpe militar, como sobre la Novena de Beethoven y las Olimpiadas Populares que no son de amplio conocimiento entre la gente joven en este país.


18/07/2016 - ¿Podemos ha ampliado su espacio electoral desde 2014?
Artículo publicado en Agenda Pública el 1 de julio de 2016

Podemos irrumpió en la arena electoral en las elecciones europeas de 2014 con 1.245.000 votos, un 7.97% de los sufragios. Su aparición propició un terremoto político, pero en esas mismas elecciones, Izquierda Unida -con Iniciativa per Catalunya Verds- obtuvo 1.562.000, prácticamente un 10% de los sufragios y la candidatura “Primavera Europea”, que reunía a Compromís y Equo, consiguió el 1.91%. En total, entre las tres candidaturas llegaron al 19.87% de los votos. En las elecciones del 26 de junio, las candidaturas respaldadas por esos mismos partidos obtuvieron el 21.1% de los votos. Es decir, no parece que su espacio electoral se haya ampliado sustancialmente.
Captura de pantalla 2016-06-29 a las 22.22.49
Si comparamos el porcentaje sobre electores evidentemente sí que ha crecido, puesto que en las elecciones europeas se registró una participación del 45.8% frente al 69.8% de las últimas elecciones, sin contar aún el voto exterior. Sin embargo, se aprecia no sólo un claro descenso respecto a las elecciones generales del 20D sino incluso en relación a las elecciones autonómicas de la primavera de 2015, incluyendo las elecciones andaluzas pero sin considerar las catalanas de septiembre, que distorsionarían la media a la baja. Es decir, Podemos y sus confluencias han obtenido un menor porcentaje de votos en las elecciones generales de 2016 que en las autonómicas de la primavera de 2015.
Es cierto que tras las elecciones europeas de 2014 Podemos supo capitalizar ese espacio electoral en todas las encuestas que se realizaron en los meses posteriores. Sin embargo, en las elecciones autonómicas de mayo de 2015 pudimos comprobar cómo Podemos no era capaz de aglutinar todo ese voto, sino que el espacio seguía fragmentado entre Podemos, una disminuida Izquierda Unida,  y Compromís, que obtuvo unos excelentes resultados en la Comunitat Valenciana.
Las elecciones autonómicas de mayo, sumadas a la andaluzas de marzo, arrojaron un equilibrio de fuerzas en las que Podemos conseguía un 14.1% de los votos, IU un 4.7% y las candidaturas de izquierdas de Compromís y MÉS un 3.2%. En total, un 22% de los votos y un 14.81% de los electores.
Si analizamos los resultados en las principales Comunidades Autónomas y en aquellas donde el voto de este espacio fue más importante en 2014 vemos pautas muy interesantes. Allí donde hay fuerzas políticas de izquierdas de carácter autonómico, o IU es muy fuerte -como en Asturias- el espacio electoral a la izquierda del PSOE llega prácticamente al 30%.
Este empuje se mantuvo en las elecciones generales de 2015, donde en la mayoría de comunidades autónomas se mantuvo o incluso se incrementó el porcentaje de voto de este espacio electoral en relación a las autonómicas de mayo.
Sin embargo, en las elecciones generales del 26 de junio este espacio reduce su porcentaje de voto a niveles inferiores a las europeas de 2014 en prácticamente todas las Comunidades. Sólo hay dos excepciones significativas, Catalunya y el País Vasco,  donde este espacio, que cosechó unos resultados discretos en las Europeas de 2014 (14-15%), se dispara hasta el 24.5% en Catalunya y el 29% en el País Vasco, situándose como las dos comunidades con un apoyo más alto, junto a la Comunitat Valenciana. En Galicia también obtienen mejores resultados que en 2014, aunque el crecimiento es mucho menor.
En cualquier caso, se acercan comicios autonómicos en Galicia y el País Vasco, en los que Podemos y sus aliados deberán demostrar si consiguen mantener unos apoyos superiores al 25% de los votantes después de ver cómo el PSOE les ha superado en Galicia y a la espera del comportamiento del electorado vasco, que ha apostado por Podemos en clave estatal pero puede diversificar sus apoyos en octubre en beneficio de la izquierda abertzale.
Tabla. Resultados electorales en % de Podemos, IU, ICV, Compromís, Equo, ANOVA y MÉS
Captura de pantalla 2016-06-29 a las 22.22.26
¿Qué conclusiones cabe extraer de estos datos?
Podemos ha sido muy hábil en capitalizar la voluntad de cambio expresada en las urnas en mayo de 2014 y mayo de 2015 a pesar de que los actores que consiguieron movilizar el voto fueron muy diversos. Pero cuando ha querido monopolizar todo el espacio electoral en una sola candidatura para maximizar los resultados en escaños, el espacio se ha reducido hasta niveles inferiores a los conseguidos en 2014 en términos de porcentaje de voto.
Pero hay otra lectura más interesante y que nos permitiría entender quizás por qué las encuestas no han acertado los resultados. La aceleración del tiempo en estos dos años nos ha dejado la impresión, probablemente errónea, de que todo seguía cambiando. Pero los datos nos muestran que la fotografía electoral que nos dejó las europeas de 2014 se ha movido muy poco. En 2014 se produjo un gran cambio que Podemos supo capitalizar, pero poco ha cambiado desde entonces. La “fuerzas del cambio” han aumentado sus votos en la misma medida que aumentaba la participación en los comicios autonómicos y generales, pero no más.
En 2014 las candidaturas a la izquierda del PSOE obtuvieron el 19.68% de los votos y en junio de 2016 se quedaron en el 21.1%. El PSOE obtuvo entonces el 23% de los sufragios, y en las últimas elecciones generales llegó al 22.7%.
Por el contrario, la suma de Ciudadanos y UPyD obtuvo el 9.66% de los votos en 2014 y ahora han superado ligeramente el 13%, mientras que el PP -que se quedó entonces en el 26% de los votos debido en parte a que VOX obtuvo el 1.7%- ha conseguido el 33% de los sufragios el 26J.
El mapa electoral español quizás no ha cambiado tanto como creíamos y se mantiene estable desde mayo de 2014, cuando se produjo el verdadero cambio en el sistema político español, que provocó -no lo olvidemos- la dimisión del secretario general del PSOE e hizo abdicar al jefe del Estado. Desde entonces vivimos en un nuevo equilibrio, complejo pero bastante estable.


18/07/2016 - Brexit: una oportunidad para la democracia europea
Artículo publicado en Agenda Pública el 2 de julio de 2016.

El Brexit es una metáfora de nuestro tiempo. Vivimos un tiempo de grandes transformaciones: lo viejo no termina de morir -y más en sociedades envejecidas como las nuestras- y lo nuevo no acaba de nacer. Se ha perdido la esperanza  y cunde la desesperación. Falta confianza y se extiende el miedo. Hay enormes cantidades de información pero mucha incredulidad. Nadie cree en los expertos antes de tomar una decisión pero todo el mundo recurre a ellos cuando ya no hay solución. 
El Reino Unido puede hundirse en un pozo del que nadie sabe cómo salir después de hacer caso omiso a los expertos, considerando que estaban al servicio de las élites y del gobierno. Y muchos expertos seguirán sin entender por qué la clase obrera inglesa votó por el Brexit y culparan de lo ocurrido a la irresponsabilidad de los políticos, desde David Cameron a Boris Johnson. Pocos fijarán la responsabilidad en los medios de comunicación, que han alentado la eurofobia durante más de 20 años, y en el propio pueblo inglés, que no ha querido escuchar las advertencias y que hoy es más pobre que ayer debido a la devaluación de la libra esterlina. A menudo las elites no saben escuchar al pueblo,  pero ¿qué ocurre cuando es el pueblo el que no escucha? ¿Qué ocurre cuando el pueblo no se cree lo que dicen los expertos y les acusan de exagerar para generar miedo? ¿Quién se responsabiliza entonces de la decisión? ¿Se responsabilizarán los medios de comunicación británicos? ¿Alguien hará un acto de contrición? El viernes 24 Nigel Farage admitió que el eslogan de los 350 millones de libras semanales que se iban a Bruselas para no volver fue un “error” de la campaña para no admitir que fue una gran mentira. Un último acto de cinismo.
El resultado del referéndum es un desastre para el Reino Unido y es un peligro cierto para toda Europa, pero puede crear una ventana de oportunidad para la Eurozona, aunque para ello será necesario avanzar en la democratización del sistema político europeo. El Brexit ahondará las diferencias entre los que estamos en la zona Euro y los que no. Entre los que queremos -y necesitamos- avanzar en la integración económica y política, y los que no quieren -y creen no necesitarlo.
El proyecto europeo, si quiere sobrevivir, deberá avanzar a pesar de que algunos de sus actuales miembros decidan quedarse fuera. Europa no puede hacerse responsable de las decisiones de cada uno de sus pueblos por separado ni de los errores de cada uno de los gobiernos nacionales. Hacerlo sería asumir que debemos luchar por la Unión como lo hizo el Presidente Abraham Lincoln ante el desafío de los Estados confederados en la guerra de secesión americana. Y no parece que nadie esté dispuesto a ello. La Europa de hoy es muy distinta a los Estados Unidos del siglo XIX. No habrá guerra de secesión, pero los federales deberán dar un paso al frente, dejando la puerta abierta al resto pero sin querer forzar la integración de quien no la quiere. Esta parece que será la nueva posición alemana, según se desprende de las declaraciones de sus dirigentes y de los editoriales de su prensa de referencia.
En este nuevo contexto, es  evidente que no sólo el Reino Unido no formará parte del nuevo proyecto sino que los países del Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, República Checa y probablemente Eslovaquia) no van a participar de una mayor integración, puesto que tienen gobiernos -y mayorías sociales- claramente euroescépticos. Tampoco lo harán los escandinavos, y es posible que a medio plazo el estatus de Suecia y Dinamarca se asemeje al estatus que mantiene Noruega en relación a la UE. Sólo los bálticos liderados por Finlandia seguirán dentro -principalmente por el miedo a su vecino ruso- y se convertirán en la frontera septentrional de una nueva Europa formada por los 4 grandes países de la Eurozona -Alemania, Francia, Italia y España- y sus vecinos -Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Austria y Eslovenia.
Habrá tensiones, evidentemente, en este núcleo impulsor. El sentimiento euroescéptico es fuerte en Francia y Holanda y se está extendiendo en Alemania y Austria, así como en Italia. En España el euroescepticismo viene acompañado de proclamas europeístas, como  hace Pablo Iglesias, cuando plantea un “soberanismo europeísta” que devuelva “soberanía” a los Estados. Se necesitarán liderazgos fuertes que sepan convencer a los ciudadanos de que una mayor integración es la mejor opción. No la única, sino la mejor. Hay otras alternativas, como demuestra el Brexit, pero son peores. Quizás la UE, como la democracia, es el peor de los sistemas si exceptuamos el resto.
Para avanzar hacia esa nueva Europa debemos plantear abiertamente a los ciudadanos el trilema de la globalización que planteó el economista Dani Rodrik hace casi un decenio. Rodrik afirma que en un contexto de mercados abiertos y globalización económica es imposible mantener un sistema de gobierno democrático en el marco de un Estado-nación soberano. Por consiguiente, si se quiere mantener la integración en los mercados globales, hay que renunciar a la soberanía nacional. En caso contrario, se tendrá que renunciar a la integración en los mercados globales para mantener un sistema democrático a nivel nacional, con los enormes costes económicos que esto puede conllevar.
trilemma
Este trilema tiene una traslación directa en el ámbito europeo. En el marco de la integración de mercados de la Unión Europa, y aún más en la Unión Económica y Monetaria,  es imposible mantener sistemas democráticos en el ámbito nacional que sean realmente soberanos, como puso de manifiesto el referéndum griego de julio de 2015. La soberanía nacional ha dejado de existir en Europa. Ante esto se han rebelado los británicos, que han apostado por intentar preservar la soberanía nacional y la preeminencia democrática del Parlamento de Westminster. Ahora deberán asumir las consecuencias económicas de dicha decisión.
¿Cómo podemos resolver los europeos este trilema? Construyendo un nuevo sistema de soberanía compartida y una democracia europea de carácter posnacional. El Brexit, con su campaña profundamente xenófoba, nos muestra que la única alternativa a la democracia europea es el repliegue nacional y la tentación nacional-populista. Habrá muchas resistencias, tenemos por delante un camino difícil,  un camino desconocido, que nadie ha transitado, pero no tenemos una alternativa mejor. La democracia en Europa será europea o no será.


18/07/2016 - Una altra manera de veure el 26-J

aram45

El PP està content perquè ha guanyat 700.000 vots, el PSOE està content perquè només n’ha perdut 100.000, Ciutadans estan enfonsats perquè n’han perdut 400.000 i UP estan encara més enfonsats perquè n’han perdut 1.000.000. Fins aquí el relat triomfador dels politòlegs i periodistes sobre les darreres eleccions.
Hi ha una altra manera de veure-ho. Imaginem per un moment que les eleccions del desembre de 2015 no existissin. És un angle d’anàlisi tan vàlid com qualsevol altre. El PP entre el 2011 i el 2016 ha perdut 3 milions de vots. El PSOE ha perdut un milió i mig de votants des del 2011 i 5,8 milions de vots des del 2008. Ciutadans té 3.123.000 vots quan el 2011 UPyD en tenia 1.143.000 vots. Units Podem no existia i ara té cinc milions de votants. (Perquè el lector no em digui que faig trampa, diré que IU tenia l’any 2011 1.686.000 de vots i passa el 2015 a 926.000 vots, en perd 700.000. I també és cert que el 2015 IU i Podem per separat tenen 6.136.000 de vots i ara en perden un milió). Sóc dels que pensa que IU no hagués trigat massa a perdre tots els vots. Com pot ser que el PSOE perdi sis milions de vots i IU no en guanyi cap? Els seus dirigents haurien d’haver dimitit al desembre. I deixar pas a Alberto Garzón fa sis o set anys. I encara tenen la barra de criticar aquells que han aconseguit allò que ells no van fer mai en 35 anys.
Ens podríem fer algunes preguntes. Per què els dos partits «guanyadors» estan tan contents si un perd 3 milions de votants i l’altre quasi 6 milions? Cal creure que dels votants que perd C’s uns van al PP i uns altres a l’abstenció i que cap votant d’UP va al PSOE, ja que aquest perd 100.000 votants més. El milió de votants que perd UP va a l’abstenció. Ras i curt, els partits del règim de la transició han perdut entre nou i deu milions de vots. Pensem que voten uns 24 milions de persones. En un país normal Mariano Rajoy i Pedro Sánchez haguessin dimitit la nit electoral i tots estarien intentant analitzar els resultats. Sembla que els únics que han de veure els seus errors són els que han aconseguit cinc milions de vots. Al meu parer, el món al revés.
Crec que l’error ha estat bàsicament del PSOE. Tradicionalment el PSOE pacta primer amb el PCE i després amb IU als ajuntaments i CCAA. Pactant amb Ciutadans van intentar enfonsar Podem i no es van adonar que l’únic que han aconseguit és que alguns votants d’esquerres vagin a l’abstenció, en cap cas n’han guanyat cap. Voler carregar-se Podem l’únic que els ha fet guanyar són sis mesos d’agonia. El resultat del desembre 2015 era el millor resultat per a l’esquerra. Han deixat passar la seva gran oportunitat, potser la darrera



18/07/2016 - ¿Es España una democracia?

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento crítico” en el diario PÚBLICO, 18 de julio de 2016.

Este artículo critica el sesgo anti Unidos Podemos que aparece en los medios, liderados por El País, en la discusión y en el debate mediático sobre las distintas opciones que existen para la investidura.


18/07/2016 - Noam Chomsky on Anarchism, Communism and Revolutions

El Profesor Navarro recomienda el visionado de este vídeo.

Para ver el vídeo tienen que acceder a este enlace.


14/07/2016 - Dones d’etiqueta

diaorgullo2

Article publicat a La Directa

Vivim en un moment en què les etiquetes, moltes i diverses, es reparteixen: hiperactivitat, dislèxia, oposicionista desafiant, desordre de personalitat, de conducta, d’ansietat social, dèficit d’atenció… podem trobar etiquetes que ens classifiquen des de ben petites. Etiquetes que volen un ordre social, que creen realitats ordenades i volgudes però que no deixen ser lliures. Són les etiquetes de què el sistema es dota per mantenir-se. Per això altres etiquetes molesten.

Quan les dones ens reclamem la reacció és immediata i automàtica: que si volem una societat desigual, que si sempre ens queixem, que si mai no en tenim prou… en el cas de respostes “educades i tolerants” ja no cal ni posar aquí el que corre per les xarxes totalment execrable i denunciable i la cosificació constant a què ens tenen acostumades i que augmenta. Però ser dona no és una etiqueta, és una realitat més enllà del sexe biològic, una realitat social en què el gènere és motiu de discriminació i marca.

Ser lesbiana, gai, transsexual, transgènere, bisexual, intersexual és una realitat que etiqueta, una etiqueta que ha esdevingut política i que hem volgut voluntàriament. El fet de tenir una orientació sexual diferent o, inclús, una identitat de gènere diferent no ens converteix en persones que volen canviar el sistema, en revolucionàries o antisistema (segons també l’etiqueta que ens pengin). Fer-ne etiqueta política és el revulsiu social: ser visible, mostrar-se, reclamar els drets, lluitar juntes i unides des de l’especificitat de cada vida per reclamar un món millor en què la diversitat sigui possible. Reclamar més enllà de normalitzacions i toleràncies el dret a la vida des de la diversitat, reclamar-lo des de l’etiqueta ben visible, ben posada… aquesta és l’etiqueta que el sistema patriarcal, heterosexista, capitalista i binari no accepta.

A més, no totes les etiquetes són iguals, malgrat el contingut polític. Ser dona i lesbiana és ser una dona visible que reivindica la seva sexualitat i que, a més, no és heterosexual. Ser lesbiana és, per al sistema, una etiqueta incòmoda, només vàlida per als somnis eròtics i les fantasies pornogràfiques dels matxirulos. Ser lesbiana no és, ni tan sols, acceptat com a diferència lingüística: totes som homosexuals, gais i lesbianes per igual. Per tant, som homosexuals i s’exerceix l’homofòbia: les lesbianes i la lesbofòbia som fagocitades pel genèric i se’ns nega el nom i la visibilitat que no s’accepta. Per què? Només per normativa lingüística o també per etiqueta prescindible que cal invisibilitzar?

El cas és que és fàcil oblidar perquè el diccionari i la normativa marquen però també, perquè la complicitat és dins del moviment. No es tracta només d’un tema de correcció lingüística –política, sinó de la visibilitat necessària que crea nous imaginaris i mostra altres realitats i altres necessitats. Les lesbianes som dones doblement invisibles. La lesbofòbia que s’exerceix contra nosaltres és doble: per agressió i per invisibilitat. Els nostres drets els volem liderar nosaltres i no que esdevingui un col·lectiu dirigit exclusivament per homes (per molt companys, per molt gais que siguin).

Som diverses i no volem ser iguals. La nostra és un etiqueta política que volem tenir, conservar i fer visible per fer efectius els nostres drets, que són drets de totes. Ho farem en xarxa i en col·lectiu però no invisibles.

Tweet




14/07/2016 - El ataque frontal a las pensiones públicas

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 14 de julio de 2016.

Este artículo es una denuncia de lo que el gobierno Rajoy ha estado haciendo a las pensiones públicas de este país, expandiendo notablemente las reformas iniciadas por el gobierno socialista. No hay plena conciencia de que las intervenciones del gobierno actual han dañado enormemente la viabilidad del sistema de pensiones de jubilación en unas dimensiones más profundas de lo que se conoce. El artículo critica también los medios por no haber alertado de las causas reales de este deterioro, que se centran en el enorme deterioro del mercado de trabajo y no en la transición demográfica que constantemente se utiliza.


13/07/2016 - The Spanish Elections 26J, the incomplete transformation
(Text de l'article publicat al blog del CURA, 13-7-2016)
Las elecciones generales del pasado 26 de junio cierran en España un ciclo que se inició hace poco más de dos años, con las elecciones europeas de mayo de 2014. Ha sido el ciclo de expresión política del cambio de época. Y no se acaba nada, más bien se asientan las bases de lo nuevo. El 15M de 2011 se fraguó una corriente social de fondo que cuestionaba las viejas formas de hacer política, sus tramas de corrupción y su austericidio injusto. Aquí en Cataluña, esa corriente coexistía con la movilización masiva por el “derecho a decidir”.  El malestar social podía haberse estancado ahí, en la esfera de la denuncia ciudadana reactiva. Pero no se quedó en eso. Las elecciones europeas de 2014 marcan la irrupción de Podemos como dispositivo de canalización política de la cultura 15M, en sentido amplio. El gran avance se produce en las elecciones municipales del 24 de mayo de 2015. En esos comicios, las candidaturas de confluencia entre movimientos ciudadanos y actores políticos del cambio consigue ya no sólo irrumpir sinó ganar en las grandes ciudades, con Barcelona y Madrid a la cabeza. Lo emergente, el conjunto de las fuerzas transformadoras consigue una victoria electoral sin precedentes. En la capital catalana, una activista antideshaucios se convierte en alcaldesa. Poco despues, se configura una amplia mayoría soberanista en el Parlamento de Cataluña. Faltaba por producirse un cambio importante: el fin del bipartidismo en España.  Pues bien, tras el 20D y su réplica el pasado 26 de junio, el bipartidismo ya es historia. Y no porque haya emergido –como en muchos paises europeos- una derecha populista y xenófoba, sinó porque el vehículo político del cambio -la suma de la coalición Unidos Podemos con las confluencias territoriales en Cataluña, País Valenciano, Baleares y Galicia- ha conseguido más de 5 millones de votos y situar 71 diputad@s en el Congreso, casi a la par con el partido socialista, algo impensable hace sólo dos años. Es extraordinario el cambio de paisaje: lo es por haber transitado de lo social a lo político; de lo fragmentado a lo confluyente. Y lo es por su orientación progresista, de más democracia en una sociedad más abierta, como respuesta a la crisis y como orientación estratégica de un  tiempo nuevo. Es un escenario quizás sin parangón; quizás también cargado de potencialidades aún por desplegar.
Pero más allá de la mirada larga, las elecciones del 26 de junio nos proporcionan también otras señales que no deberíamos ignorar. Por una parte, el PP no sólo sigue ganando elecciones sinó que incrementa el nivel de voto en relación al 20D. Por otra parte, las expectativas de Unidos Podemos y las confluencias no sólo no se cumplen, sinó que se dejan un millón de votos por el camino en sólo 6 meses. No se trata ahora de proponer posibles explicaciones, peró sí aportar algunas reflexiones a partir de los resultados; dos en concreto. Y una consideración final.
En primer lugar, el resultado del 26J da por superada la tesis de la ventana de oportunidad histórica para intentar “tomar el cielo por asalto”, a partir de una lógica de tsunami político-electoral. El régimen bipartidista sale tocado, en plena crisis, pero no hay colapso. Los 71 escaños de las fuerzas del cambio son un hito y pueden dar para mucho, pero tendrán que desplegar su potencial en un esquema de tiempos políticos ralentizados: construyendo una dinámica más cercana a la “lluvia fina” que al “tsunami”, tejiendo complicidades sociales, y trabajando en el marco institucional sin perder los elementos culturales de la nueva política. En segundo lugar, el resultado del 26J nos enseña que en el terreno de las emociones,  las fuerzas de la vieja política tienen también recursos importantes que les permiten jugar y ganar. El recurso emocional al miedo ha ganado a la sonrisa, a la esperanza. El miedo al cambio, a sus incertidumbres, se ha impuesto al malestar que genera la corrupción. Unidos Podemos y las confluencias no plantearon una campaña en el campo programático, de los contenidos, de las alternativas de política pública. Pensaron que quizás ese era un tablero demasiado complicado. Tal vez lo era. Y tal vez la opción por disputar la batalla en la política emocional, en la política del relato como estrategia fuese acertada. En todo caso no ha sido ganadora. Y por tanto los 71 escaños –y las dinámicas de articulación social que antes mencionaba- deberan tejer también un terreno de política sustantiva: ganar credibilidad y apoyo como alternativa creible de gobierno, de transformación concreta de las condiciones de vida materiales de la gente, de superación viable de injusticias inmorales y corrupciones indecentes.
Finalmente, la red de ciudades por el cambio, el nuevo municipalismo, deberá seguir demostrando que la transformación  cotidiana de las ciudades es posible, y tendrá que fortalecer su dimensión simbólica, de punta de lanza de lo nuevo, de la ética y la humanidad como gramática de la política. Pero se enfrentará a un poder estatal hostil. Y eso plantea también límites. Plantea obstáculos de fondo a las estrategias del cambio. Los gobiernos locales deberán ser conscientes de todo ello: del juego de potencialidades y dificultades; de la necesidad de fortalecer complicidades ciudadanas para hacer frente a hostilidades estatales; de lo imprescindible de seguir reconstruyendo derechos básicos y esperanzas de futuro.
The Spanish general elections of the 26th June (26 J) ended a cycle that began just over two years ago. The European elections of May 2014 heralded the political expression of a new era, which has now settled . The social movement that began in Spain on the 15thMarch 2011 (15M – also known as the “indignados”) forged a new dynamic that questioned establishment politics, its corruption and unjust ‘austericide’.  From where I am writing, in Catalonia, this converged with the mass mobilization in favour of the right for self-determination. But the movement moved beyond the area of such reactive forms of civic protest. The 2014 European elections marked the emergence of Podemos as a device that channelled the demands and the political culture, in the broadest sense, of 15M into our formal democratic institutions. The municipal elections of the 24th May 2015 marked another major breakthrough. In those elections, the alliance between social movements, civic platforms and political parties in favour of change broke through to gain governing majorities in Spain’s major cities – including Madrid and Barcelona. This was an unprecedented victory for transformative forces. For example, in Catalonia, Ada Colau, a prominent leader of the anti-eviction movement becomes mayor of the Capital, Barcelona, shortly followed by the formation of a nationalist majority in the regional parliament.
Following these developments, delivering the end of bipartisanship in Spain stood out at the next challenge for the new political forces. They delivered on this. The general election of the 20th December (20D) and (following the political stalemate and inability to form a government) its re-run on 26J, made bipartisanship history in Spain. It is notable that this has not occurred – as in the case of many other European Countries – because of the emergence of a xenophobic right wing populism. It is because the political vehicle for change, “Unidos Podemos” with regional confluences in Catalonia, Valencia, Baleares and Galicia, has achieved more than 5 million votes and 71 parliamentary representatives, almost on a par with the Socialist Party – something that was unthinkable only two years ago. The change of scenery is remarkable because it signifies a transition from the social to the political, from the fragmented to the convergent, and because of its progressive orientation, calling for more democracy and a more open society, as a strategy for renewal and response to the crisis. It is perhaps un unparalleled development, that may also still be full of fruit to bear.
However, the results of the 26J point to more immediate concerns which we should not ignore. On the one hand, the “Partido Popular” (PP – the Spanish conservatives that have governed since 2011, despite the direct implication of prominent local and national actors in major corruption scandals that have unravelled during this time), not only keeps winning elections, but has increased its share of the vote since 20D. Moreover, the expectations of Unidos Podemos and the regional confluences to surpass the PSOE were not met, and 1 million votes were lost between 20D and 26J. I will not try here to develop explanations, but will offer two reflections on the significance of the result, and one final thought.
First, the electoral result of 26J has negated the possibility to “take heaven by assault” (i.e. “tomar el cielo por as alto”) – a popular argument that identified a historic window of opportunity to take over political power through a political and electoral tsunami. Spanish bipartisanship remains in crisis, but it has not collapsed. Achieving 71 parliamentary seats is an important milestone, but they will have to deliver their potential within a steadier and decelerated political timeframe, that has more in common with a “drizzle” than a “tsunami”. It will have to weave complex social solidarities, and work within the existing institutional framework without losing the political culture that engendered it.
Second, 26J teaches us that the old political forces also have significant resources to draw on in the realm of emotional politics. At the end of the day, their appeal to fear beat the politics of hope. Fear of change and its uncertainties trumped the discomfort generated by corruption. ‘Unidos Podemos’ and its allies did not make substantive public policy alternatives the central focus of their campaign – perhaps because they thought this terrain was too complicated. And it might have been – the decision to base the campaign on the politics of emotions might have been the correct one, although it did not deliver victory. As such, the 71 seats and the aforementioned dynamics of social alliance building, should also develop substantive policy policy agenda. In this way, credibility can be established, and support won, as a viable alternative government that can deliver a concrete transformation in people’s lives, and overcome the immorality of injustice and the indecency of corruption.
Finally, the “new municipalism” made up of a network of cities for change, must continue to demonstrate that the transformation of everyday life in cities is possible. It will also have to strengthen its symbolic dimension as a spearhead of the yet to come – of ethics and humanity as the new grammar of politics. But it will face a hostile state that implies limits, and contextual obstacles to strategies for change.  Local governments should be aware of all this: of  the game of difficulties and potentialities; the need to establish popular support to confront state hostility; and to do what is necessary continue rebuilding basic rights and hopes for the future.



12/07/2016 - La falacia del futuro sin trabajo y de la revolución digital como causa del precariado

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 12 de julio de 2016.

Este artículo cuestiona la extendida noción de que como resultado de la robótica y otros elementos de la revolución digital se producirá la destrucción de casi el 50% de los puestos de trabajo hoy existentes, deteriorándose a la vez la calidad de los que existan y ampliándose la precariedad como forma general de trabajo.


08/07/2016 - La urgente y necesaria movilización para salvar la escasa democracia que tenemos

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 8 de julio de 2016.

Este artículo señala la necesidad de que se movilicen todas las fuerzas democráticas en España para impedir que el partido heredero de las derechas que dominaron la dictadura, y hoy uno de los partidos más corruptos y antidemocráticos de la UE, gobierne.


08/07/2016 - Per què els anglesos no volen ser de la UE?

atzavara

Molt s’ha escrit sobre el referèndum a la Gran Bretanya, però crec que en la balança els arguments han estat massa del cantó dels que predicaven el no. Els que volien que la Gran Bretanya es quedés a la UE, quins arguments han fet servir? D’entrada cal dir que la pertinença de l’illa a la UE tampoc era tal, tenien tots els avantatges per les seves empreses i cap compromís, ara bé els responsables de les institucions europees s’han comportat com uns energúmens. Si fossin persones que intenten lligar, seduir, evidentment no aconseguirien mai amb aquesta estratègia fer res de bo.
Un dels factors que més ha pesat en la decisió dels britànics és que els alemanys s’han fet els amos de les institucions europees. Pensem que els pares o avis dels actuals votants van combatre als fronts europeus contra els alemanys. Una Europa forta no pot estar dirigida d’aquesta forma pels alemanys. Per a d’altra gent la culpa del que ha passat és de David Cameron per haver convocat un referèndum. Brillant! És a dir el problema no és que els britànics no vulguin ser en aquesta UE, sinó haver-los consultat. Molt bé per les conviccions democràtiques dels que empren aquest tipus d’argument! Com deia Winston Churchill: el problema de la democràcia és que la gent vota el que vol.

Quasi tothom està d’acord que excepte a Escòcia, les classes treballadores han estat les més favorables al Brexit. Quasi tothom també ha solucionat l’anàlisi dient que el problema és que s’han tornat racistes. Jo, en canvi, penso que si la UE hagués adoptat el projecte de l’Europa social de Jacques Delors, aquesta mateixa gent se sentiria protegida per la UE i haurien votat quedar-se. Anem, però, a les «Conclusions i recomanacions adoptades al míting inaugural del Consell Internacional del Moviment Europeu», de l’any 1949. En aquest document es deia que «En el si dels nous organismes, els treballadors han de tenir un paper actiu en la gestió». I també «No es tracta de triar entre llibertat i autoritat, ni tampoc entre economia lliure i una de col·lectiva, sinó de crear una síntesi de totes dues opcions».

El problema no és la gent humil d’Europa, no fotem, el problema són els que manen a la UE. Els europeistes de 1949 són conscients que si no hi ha democràcia, les institucions europees «tendiran a usurpar les funcions del govern i al seu lloc hi establiran una tecnocràcia sense control». I és el que està passant. Amb individus com Angela Merkel, Jean Claude Juncker, Jeroen DijsselbloemWolfgang Schäuble l’estrany és que no hagi fugit corrents fins al darrer europeu. Racistes són aquells que davant el drama dels refugiats no fan res.



07/07/2016 - Los mitos neoliberales sobre la superioridad de lo privado sobre lo público

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 7 de julio de 2016.

Este artículo critica la promoción que hacen los grandes medios de información de este país del pensamiento neoliberal promovido por los gurús mediáticos que constantemente enfatizan la superioridad del mundo empresarial privado sobre el público.


06/07/2016 - Per molts anys!

idem4

Article publicat a IDEMTV

Cada 28 de juny em sento un poc més gran. Sovint tenim debats antics però les manifestacions van omplint-se de gent més jove i va desapareixent alguna gent.

Enguany, he mirat quatre anys enrere i he vist, en un flaix-back, com naixia un mitjà del qual he format part fins fa escassament dos mesos. IDEMTV ha fet 4 anys, qui ho diria! Centenars d’articles, vídeos, reportatges, entrevistes, hores dedicades…Quatre anys que m’han fet créixer com a persona i com a professional.

Fa certa basarda mirar enrere i pensar que ja no en formes part de tot plegat, però la vida et porta i res es tanca. Recordo com vaig entrar a formar part: les reunions, les trobades i els riures amb en Vicent i en Xavi, érem més joves i amb moltes il·lusions, il·lusions que s’han anat renovant o que han pres camins diferents.

Avui, ja des de fora, veig un mitjà consolidat i en creixement. Que reivindica i ocupa el seu espai on line amb qualitat i que és referent per al col·lectiu, el moviment i, també, els i les professionals de la comunicació. Veig una gran feina i un augment de la qualitat tant en imatge com en continguts de la mà del Xavi i el Jorge que cuiden i estimen el mitjà.

Podria fer una cosa més correcta, més oficial, més llunyana, però no em surt i només puc dir: per molts anys! Per molts anys i seguiu creixent; per molts anys i gràcies pel camí fet i tot el que m’heu fet aprendre. Gràcies al Vicent, al Xavi, al Jorge i a totes les persones que han estat i han donat suport.

Felicitats i gràcies!

Tweet




05/07/2016 - De esprínters a fondistas

(Artículo publicado en el diario Público el 30 de junio de 2016)

Que los resultados de Unidos Podemos y las confluencias no son los esperados, es evidente. Se ha perdido algo más de un millón de votos. Las razones de tal pérdida son varias, pero la pregunta que hay que responder es: ¿Han influido más los factores externos para explicar el descenso, o se ha producido por factores internos, es decir, por errores propios? Creo sinceramente que el retroceso se explica fundamentalmente por la campaña de acoso y derribo contra Unidos Podemos. No sale gratis retar al “sistema”. Entre muchos han conseguido colocarnos en un extremo, aislarnos y proyectar una imagen negativa de nuestra opción electoral. También es verdad que en determinados momentos hemos ayudado a que así sea. Y estos son los errores propios que hay que reconocer y corregir. No nos equivoquemos en el diagnóstico; un espacio nuevo, con escasa argamasa organizativa y muy dependiente de los medios de comunicación es vulnerable a este tipo de campañas de todos contra Unidos Podemos y Pablo Iglesias. ¿Quiénes se hacen responsables de la pérdida de este millón de votos? Los mismos que han logrado en poco más de dos años conseguir más de cinco millones de votos y 71 escaños. Unos resultados que nos permiten pensar que hay futuro para este nuevo proyecto.

Una primera lección del 26-J es que la ambición de liderar el espacio del cambio pasa por ocupar su centralidad. Y la centralidad se gana con políticas acertadas, programas realistas y actitudes y lenguajes que acerquen y no alejen y, quiero insistir una vez más, evitando quedar aislado. Hay quien vive como una muestra de coherencia que nadie quiera pactar con nosotros, pero es un síntoma de debilidad. Seguimos siendo la fuerza que mejor representa el malestar ciudadano. Pero, para mi segunda lección, estos sectores sociales no son suficientes para ganar unas elecciones. Si no somos capaces de convencer a sectores moderados políticamente pero que padecen por igual los efectos de las diferentes crisis que sufre España, no venceremos. El 20-D fuimos el mejor instrumento electoral para canalizar la indignación social. El 26-J ya no iba solo de indignación, sino también de gobernabilidad. Nuestro principal revulsivo en la pasada campaña fue la alianza con Izquierda Unida, pacto necesario pero no suficiente. No prestamos la suficiente atención a aspectos como gobernabilidad y estabilidad.

Es necesaria una nueva estrategia superadora de la inicial de “ahora o nunca”. Ahora no ha sido posible, pero tampoco el “sistema” se ha estabilizado. Los resultados electorales marcan una futura legislatura incierta e inestable. Los partidos del mismo, PP-PSOE-Ciudadanos, están forzados a llegar a cualquier tipo de acuerdo que impida unas terceras elecciones. Si miramos a Europa, veremos una Unión muy tocada por el “Brexit”. Y las crisis que nos afectan están todas allí pendientes de solución. En el “ahora” aún hay margen y oportunidades para seguir dando la batalla por el cambio. Pero con otro ritmo y fuera de dinámicas electorales. Cuando el objetivo se percibe como fruto de un proceso, la lógica debe cambiar, y debemos pasar del esprint a la carrera de fondo.

Necesitamos un nuevo espacio político plural centrado en la cotidianidad. Un Unido Podemos del día a día, útil y creíble para la ciudadanía, que es la gran derrotada con los resultados del 26-J. Un espacio político nuevo que represente una constelación de sujetos plurales de distintas procedencias y diferentes ideologías, cohesionados por compartir un ideario común y la ambición de ganar y pilotar el cambio que necesita España. Un nuevo sujeto político de matriz confederal para poder conectar con los actores territoriales existentes, como En Comú Podem. El objetivo no sería construir una gran IU o una gran ICV, mi partido –y lo digo sin pretensión de ofender a nadie–, sino algo más plural, más transversal, seguramente más difuso que las organizaciones clásicas, pero más acorde con los tiempos que nos toca vivir. Un espacio político que, para que sea atractivo y estable, hay que dotarlo de democracia interna, canales reales de participación y organicidad.

¿Cómo empezar la construcción de esta nueva realidad? Municipalizando el proceso. La confluencia real se dará en los municipios. Su estabilidad dependerá de la fortaleza del entramado local. Serán los ayuntamientos, y muy especialmente las ciudades que gobernamos, las canteras de los nuevos cuadros. Será en la acción municipal donde adquiriremos solvencia programática, y allí demostraremos nuestra capacidad de gobierno.

Vista la tormenta que se ha desatado, hay que resguardarse, y el mejor cobijo es la gente. Si nos alejamos de los problemas y anhelos de las personas, si no estamos presentes en sus conflictos, si no representamos un canal real de participación de la ciudadanía en la política, podrán con nosotros y nosotras.

Dicho todo esto, creo que ahora toca pensar y actuar. Sigo con atención los debates postelectorales abiertos, y creo sinceramente que ninguno justifica un conflicto. Con más de 5 millones de votos, es mucha la responsabilidad adquirida; muchísima gente ha depositado en nosotros y nosotras la esperanza de una vida mejor, no la defraudemos. Es el momento de abrazarse más que de pelearse.



05/07/2016 - El comportamiento antidemocrático del Estado y de los mayores medios, y sus consecuencias en las elecciones

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 5 de julio de 2016.

Este artículo intenta explicar la limitadísima cultura democrática del Estado español y de los mayores medios de información y persuasión, que apareció con toda actualidad tanto en los hechos que el diario Público documentó, como con la enorme agresividad del Estado y de los mayores medios en contra de Unidos Podemos, explicando los resultados de las elecciones como consecuencia de tales hechos.


04/07/2016 - Nota para el programa “30 minuts” de TV3

El profesor Navarro recomienda la lectura de esta nota enviada al programa "30 minuts" de TV3, 4 de julio de 2016.

Para leer la nota tienen que acceder a este enlace.